ANEMIA AFECTA DESARROLLO CEREBRAL DE NIÑOS MENORES DE TRES AÑOS

Sábado 29 de Junio de 2019

El Director Regional de Salud Tacna Med. Juan Manuel Cánepa Yzaga manifestó que la anemia afecta al desarrollo cerebral, emocional y motor de las niñas y niños menores de tres años impidiendo que los glóbulos rojos lleven el oxígeno y nutrientes a nuestro cuerpo. Precisó que la anemia es un problema de salud pública y una forma de revertir su diagnóstico es el consumo de alimentos ricos en hierro a diario.

Aseveró, que la somnolencia, palidez y falta de apetito, además de la pérdida de concentración pueden ser un indicador de alerta y estos son precisamente por la falta de oxígeno en nuestro organismo. Indicó que a veces los padres de familia confunden estos síntomas y llevan a sus hijos al psicólogo, cuando en realidad es un caso de anemia. Del mismo modo, dijo que el sector está realizando los esfuerzos necesarios para evitar que una gestante padezca de esta enfermedad.

Refirió, que una gestante con anemia condena a su hijo a padecer de la misma. Precisó que todos los seres humanos necesitamos de hierro, pero principalmente las gestantes, los menores de tres años y las mujeres adolescentes debido al inicio de su menstruación. Enfatizó que la anemia tiene graves consecuencias como: mayor riesgo de muerte para la madre y el feto, parto prematuro, bajo peso al nacer, inadecuado desarrollo cerebral de las niñas y niños.

Asimismo aumento de riesgo de infecciones y bajo rendimiento escolar. En otro momento, añadió que para prevenir la anemia es importante iniciar la lactancia materna exclusiva desde la primera hora de nacimiento del bebé y luego hasta los seis meses, y desde los seis meses hasta los dos años complementar en sus papillas el consumo de micronutrientes. Además que debe brindarse al niño alimentos de origen animal ricos en hierro.

Subrayó, que solo dos cucharitas de sangrecita, bazo, bofe, hígado pueden concentrar hasta el 70% de hierro, asimismo debe también consumirse verduras, menestras y carnes rojas. En tal sentido, exhortó a los padres de familia que no descuiden la alimentación de sus hijos, eviten el consumo de comida chatarra que contribuye al sobrepeso y obesidad y le hace mucho daño a nuestro organismo con la aparición de enfermedades crónicas degenerativas como la hipertensión y diabetes.