LAS VACUNAS SON SEGURAS, GRATUITAS Y SALVAN VIDAS

Viernes 21 de Junio de 2019

El Asesor del Despacho Ministerio de Salud Dr. Carlos Castillo Sánchez manifestó que las vacunas que están utilizándose para el Barrido Nacional de Vacunación contra el Sarampión, Rubeola, Parotiditis y Poliomielitis que se llevará a cabo a nivel nacional hasta el domingo 30 del presente mes, son de calidad y están certificadas por la Organización Mundial de la Salud, son gratuitas y sobretodo salvan vidas.

Agregó, en su breve estadía en Tacna, luego de su visita de supervisión y apoyo al Barrido Nacional de Vacunación que a nivel nacional también están intensificándose las acciones y estrategias para asegurar el logro del barrido que es una de las mejores estrategias respaldadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) por su costo y efectividad. Precisó que en el Perú se tiene como meta vacunar a 5 millones 100 mil niños y niñas menores de once años.

Refirió, que en este barrido se va proteger con una dosis adicional para prevenir el sarampión, rubeola, parotiditis y poliomielitis enfermedades que ya fueron erradicadas en nuestro país, pero ante el incremento de casos de sarampión en países muy cercanos como Brasil y Venezuela es importante prevenir y vacunarse para evitar que esta enfermedad vuelva a introducirse en nuestro país.

En otro momento, añadió que los Juegos Panamericanos que van a realizar en nuestro país en el mes de julio se puede constituir en un riesgo latente por el flujo turístico y migratorio sobre todo en zonas de frontera y en lugares turísticos. Enfatizó, por ello que la población menor de once años debe estar protegida contra estas enfermedades, dijo que el Estado está realizando esfuerzos enormes y la población en general debe colaborar para asegurar la salud de sus hijos.

Aseveró, que el barrido de vacunación debe convertirse en una fiesta nacional, donde ese involucre la participación de las autoridades del, nacional, gobierno regional, municipalidades, colegios profesionales, universidades, empresas privadas, la iglesia y la sociedad civil organizada se comprometan con la salud de su región o localidad, dado que es una tarea de todos y no solo del Ministerio de Salud y las Direcciones Regionales de Salud, porque la responsabilidad es compartida.